Los organizadores del Gay Pride han denunciado la imposición del Gobierno de retrasar la celebración y han solicitado medidas para que ambos eventos puedan convivir en la capital francesa.
Según las organizaciones LGTB, la delegación del Gobierno de París contactó con ellos para decirles que la manifestación no podrá celebrarse, como es tradición, el último sábado de junio.
La razón invocada fue que para entonces está previsto que se prolongue el estado de emergencia en el país a causa de la Eurocopa de fútbol, que Francia acogerá entre el 10 de junio y el 10 de julio.
El 25 de junio, día en el que estaba previsto la celebración del Orgullo, se disputan tres partidos de octavos de final, uno de ellos en París y los otros dos en Lens y Saint-Etienne, pero serán retransmitidos en diferentes “fanzone”.
Ese día, además, los organizadores de la Eurocopa y la UEFA tienen previsto hacer un acto festivo en la plaza de la República, donde iba a terminar el Gay Pride.
La organización comprende la dificultad de garantizar la seguridad de todos los eventos, pero deplora “que no se haya intentado ninguna acción para tratar de que ambas convivan”. Asimismo recuerdan que el Gay Pride es una marcha reivindicativa, por lo que se consideran perjudicados frente al fútbol.
En los próximos días se reunirán con la Alcaldía de París para tratar de buscar una solución.

Tagged on: