El actor Sir Ian McKellen, se indignó porque “ningún hombre abiertamente gay ha conseguido ganar nunca un Oscar. Me pregunto si será cuestión de prejuicios o una coincidencia”, afirmó al periódico The Guardian.
Aunque el intérprete se alegra de que algunos de sus compañeros de profesión como Tom Hanks, Philip Seymour Hoffman, y Sean Penn hayan conseguido la preciada estatuilla por interpretar a personajes homosexuales, también se pregunta por qué no le han dado una a él por dar vida a heterosexuales en la gran pantalla.
“Muy inteligente, sí, muy inteligente. Pero, ¿por qué no darme una a mí por interpretar a un heterosexual?”, añadió.
Ian ha estado nominado en dos ocasiones, en 1998 en la categoría de Mejor Actor por Gods and Monsters y en 2001 como Mejor Actor de Reparto por su papel de Gandalf en The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring.
“Mi discurso de agradecimiento ha estado en dos sacos diferentes… Iba a decir eso de: ‘Me siento orgulloso de ser el primer hombre abiertamente gay que gana un Oscar’. Pero en las dos ocasiones tuve que volver a guardármelo en el bolsillo”, confesó.
Sobre la polémica por la falta de diversidad en las nominaciones a los Oscar de este año, Ian considera que la solución a ese problema pasa por cambiar la formar en la que se realizan las votaciones de la Academia de Cine.
Ha declarado que: “Si estás intentando labrarte una carrera como actor hispano o negro en un estado como el de California, donde la gente blanca es ahora una minoría, y tu trabajo está siendo juzgado por una Academia donde la mayoría de los miembros son blancos y hombres de mediana edad o mayores… entonces, puede que no se esté usando el criterio adecuado”.

Fuente: EGF

Tagged on: