Nominado al Oscar por su interpretación en la película “12 Años de Esclavitud”, el actor Chiwetel Ejiofor reconoce que las personas LGBT tienen más dificultades para conseguir papeles en Hollywood que los afroamericanos.
Los comentarios de Will Smith sobre la falta de igualdad en la futura entrega de los Premios Oscar no sólo ha aumentado el descontento de los afroamericanos hacia la meca del cine, también ha hecho que otras minorías alzaran la voz.
Hace unas semanas fue la actriz Gina Rodríguez quien pidió mayor inclusión para los latinos; ahora ha sido Chiwetel Ejiofor, nominado al Oscar por “12 Años de Esclavitud”, quien se ha unido a los reclamos. A pesar de que es negro, no ha levantado la voz para sumarse a lo dicho por Will Smith, sino para mostrar a su juicio la constante falta de inclusión en Hollywood de actores y actrices homosexuales.
En declaraciones al periódico británico The Times, Chiwetel ha señalado que a los actores abiertamente gays les es más difícil destacar en papeles estelares; incluso -dijo- más que para los afroamericanos. “Espero que esto cambie, pero creo que es probable que sea más difícil ser gay que negro. La diversidad sexual sigue siendo marginada de una manera bastante abierta”, destacó Chiwetel.
Al hacer un recuento de las personalidades del cine que en las últimas tres décadas han hecho pública su homosexualidad, se contabiliza que la mayoría trabaja más tras la cámara (productores y directores) que frente a ella (actores y actrices).
También resulta evidente que las nominaciones o reconocimientos a actores y actrices homosexuales tras su “salida del armario” han bajado en los años posteriores. Lo cierto es que hoy en día no hay ningún actor abiertamente gay que protagonice películas de acción, “blockbusters” (creadas para llegar a las grandes masas) o películas románticas. La mayoría de actores homosexuales hacen papeles secundarios o de compañero gracioso.
Uno de los casos más evidentes es el de Ellen DeGeneres, quien previo a hacer pública su homosexualidad en 1997, había sido una exitosa actriz de cine y televisión con una decena de trabajos en series y películas.
Como ella lo confesó en su momento, tras aparecer en la revista Time declarando ser lesbiana, su carrera cayó en un bache del que le costó salir. Con gran esfuerzo, tuvo que crear, producir y presentar su propio programa matutino “Ellen”, siendo hoy la personalidad homosexual más influyente en los EE.UU.
Es cierto que hoy en día la reclaman tanto para poner voz a un filme infantil que para ser anfitriona de la entrega de los Oscar o el Golden Globe, pero aún no ha regresado al cine como actriz principal.

Fuente: EGF

Tagged on: